Un Poco de Historia

Los legendarios Roadster de Mercedes-Benz cumplen 50 años.

- El SL y SLK están de cumpleaños
- El Ingeniero de Mercedes, Frank Knothe: 38 años junto al SL

El más famoso de los fabricantes de autos del mundo está de fiesta. Así es, Mercedes-Benz está celebrando los cincuenta años de dos de sus modelos más famosos: EL SL y el SLK. Desde 1954, se han vendido en todo el mundo más de 870.000 vehículos. Y como no, si han sido catalogados como los modelos más deseados del planeta.

En febrero de 1954, el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York vió el nacimiento de un fenómeno. Fue ahí donde Mercedes-Benz presentó a la prensa y al público, dos versiones de los modelos SL, que más tarde pasarían a ser leyendas: el 300 SL Coupé Gullwing y el 190 SL Open-Top.

El 300 SL, con sus llamativas puertas alas de gaviota y el funcionamiento de un coche de carreras, eran un golpe visual a los visitantes de la exposición.

Mercedes Benz 1961
 

Fue la versión de carrera "Uhlenhaut-Coupé" la que llamó la atención de Max Hoffman, importador de automóviles en Estados Unidos. Hoffman se comunicó con los directores de Mercedes en Stuttgart, para solicitar que desarrollaran una versión civil de este coche de carrera. En ese momento empezó el imparable crecimiento del 300 SL.

Las llamativas puertas del ala de gaviota de este modelo eran apenas una de las muchas características que lo llevaron a la fama. Otros aspectos poco convencionales de ingeniería, fueron el intrincado chasis tubular pero extremadamente robusto, y un motor de alto rendimiento con inyección directa de combustible, que producía 215 Hp, algo muy inusual en aquel entonces. La misma tecnología también estaba disponible en la versión convertible de los 300 SL.

1963: Nuevo Mercedes Roadster con Techo Pagoda.


Los 300 SL y 190 SL continuaron en la producción, hasta que su sucesor apareció en 1963. Este nuevo modelo creó una absoluta revolución. Su característica más llamativa, junto a las nuevas líneas quebradizas, era su techo duro removible. Esta característica única, inmediatamente hace pensar en un pagoda japonés, y por ello "pagoda" se convirtió en su apodo. Curiosamente fueron consideraciones de seguridad las que inspiraron su desarrollo.

El ingeniero de Mercedes, Béla Barényi, pionero en materia de seguridad, había patentado esta inusual forma del techo algunos años antes(1956), como diseño que ofrecía una extrema seguridad a los pasajeros. Igualmente destacable era el espacio libre que el modelo "Pagoda" brindaba cuando el techo estaba puesto en su lugar.

 
Mercedes Benz convertible 1971

1971: El SL Roadster adquiere una versión de 0cho cilíndros.

vista desde la parte superior del mercedes Benz 1971
 


En 1971, el modelo "Pagoda" fue seguido por un nuevo SL deportivo que estaba destinado a continuar en producción por 18 años más (hasta 1989) mucho más tiempo que cualquier otro Mercedes.

Desde cada ángulo, la tercera generación de este lujoso auto brindaba todos los atributos de un deportivo de ensueño. Dichas características incluían elegancia, calidad y también seguridad, puesto que ella estaba muy por encima de los estándares de esos años.

El SL además, estaba por primera vez disponible en una versión de ocho cilindros. Con 200 Hp a 5800 RPM, el nuevo motor le dió a este roadster un aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 10 segundos.

1989: Nuevos Estándares en Diseño y Seguridad.

El modelo sucesor hizo su primera aparición en público en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra en la primavera de 1989, fijando nuevos estándares no sólo en términos de la calidad, y diseño, sino que sobretodo en seguridad.

El SL de 1989 era el primer coche del mundo, que entraba en producción con un avanzado sistema de seguridad en los asientos. Entre algunas características destacaba los cinturones de tres puntos de anclaje, y el armazón del mismo, diseñado para absorber la energía en caso de un impacto lateral.

2004: El Futuro.

La actual clase SL, que abarca tres modelos, con motores de seis, ocho, y doce cilindros, elevó la barrera de la prestancia, incluso para los próximos modelos. También se encuentra la versión AMG con un motor sobrecargado que desarrolla 368 kW/500 Hp.

El SL ha fijado las normas de seguridad para los autos deportivos. Sus sistemas cubren cada aspecto, llegando casi a prever accidentes. Entre ellos destacan el sistema con frenado selectivo Sensotronic (SBC), el control activo de la suspensión (ABC), el programa electrónico de estabilidad (ESP), los servofreno de emergencia (BAS), y por supuestos los ya conocidos faros bi-xenón y el sistema antibloqueo de frenos (ABS)

También nuevo en esta clase es el techo convertible, que permite que el SL ofrezca una experiencia única de viaje, combinando la diversión de un cabriolet roadster, con toda la comodidad de un coupé de Mercedes.

siguiente ->